Archives: Noticias

Espada vikinga encontrada en una montaña noruega desconcierta a la arqueología.

La misteriosa espada vikinga
SECRETS OF THE ICE / VÍA: YOUTUBE

La curiosa espada vikinga fue encontrada por un cazador de renos llamado Einar Ambakk, en una remota montaña del sur de Noruega, en el municipio de Lesja, en el condado de Oppland, sobre finales del mes de agosto de 2017.

La espada se encontraba en lo alto de la montaña, a más de 1640 metros (5381 pies) sobre el nivel del marLars Pilø —un arqueólogo que reside en el municipio— le indicó a la cadena de noticias FOX News que hasta donde sabe «nunca se ha encontrado una espada vikinga a una altura tan alta».

La espada vikinga que desconcierta a los arqueólogos

Secrets Of The Ice@brearkeologi

Incredible find of a Viking sword in the high mountains of Oppland, Norwayhttp://secretsoftheice.com/news/2017/09/05/viking-sword/ 

53 personas están hablando de esto

El arqueólogo Lars Pilø forma parte de la revista de arqueología Secrets of the Ice, a donde el cazador decidió comunicarse para informar del hallazgo. Pilø indica que sus corazones se aceleraron cuando vieron las fotos que el cazador envió, dado que eran fotos impresionantes.

La aparición de la espada no solo generaba expectativas debido a que fue encontrada en un lugar poco común, sino también debido a que, como la zona nunca fue explorada, quizás hubieran también más restos vikingos perdidos en la montaña, aunque esto no fue lo que sucedió.

La experiencia de Pilø le ha enseñado que muchas veces las personas intentan volver a la zona del descubrimiento para mostrarle a los investigadores dónde fue encontrado el hallazgo sin éxito, por lo que era importante obtener las coordenadas exactas para no estar buscando durante horas. Lamentablemente, el cazador no tomó las coordenadas al momento del hallazgo, pero pudieron averiguarlas gracias a la información GPS que llevaban almacenadas las fotos que había enviado.

Ambakk (el cazador que encontró la espada) se encontró primero con el mango saliente sobre las rocas del suelo cuando decidió tirar, sacando la espada completa, entendiendo entonces que quizás se trataba de algo importante. Los especialistas tuvieron que caminar más de 3 horas para llegar a la zona donde estaba la espada, pero valió la pena.

Lo sorprendente no es solo la altura a la que fue encontrada la espada sino que además no fueron encontradas otras cosas con ella, lo que quizás indica que los vikingos escalaban montañas llevando solo sus espadas. En este caso, la espada se mantuvo en excelentes condiciones, aunque se cree que probablemente el mango estaba recubierto con algún material que se disolvió con el tiempo. La duda acerca de por qué la espada se encontraba en la montaña comenzó a acrecentarse.

Para el arqueólogo responsable de la investigación, es probable que la espada haya pertenecido a algún vikingo que decidió escalar la montaña, aunque no se sabe para qué, muriendo finalmente a causa del frío o de haberse perdido en ella. Pero el misterio sigue siendo el mismo, acerca de si escalaba la montaña solo, si llevaba otras cosas o solamente la espada, o qué estaba planeando o buscando al escalar tan alto.

La espada probablemente no fue abandonada en la zona. No es probable que un vikingo abandonara a su posesión más preciada entre las rocas. Lamentablemente, tampoco es probable que los restos del vikingo que murió en la montaña sean encontrados después de tanto tiempo.

¿Qué estaba haciendo este vikingo escalando la montaña solo con su espada? ¿Murió en la montaña a causa del frío? ¿La estaba escalando solo o acompañado? Probablemente estas preguntas no obtengan respuesta, pero, al menos, nos queda la aparición de esta misteriosa espada, una testigo silenciosa (quizás la única testigo) de aquello que sucedió en la montaña de Lesja hace más de 1000 años.

¿Qué crees que estaba haciendo el vikingo que perdió la espada en la montañahace más de 1000 años? ¿Crees que la misteriosa espada vikinga nos brindará nueva información después de que sea analizada por especialistas?

Fuente: VIX. COM

Publicado por RODRIGO ZEBALLOS el 05 de septiembre de 2017

Hallan un enorme barco funerario vikingo en Noruega

Un equipo de arqueólogos de Noruega ha detectado uno de los mayores barcos funerarios vikingos utilizando un georradar.

Por Andrew Curry
El barco de Oseberg, descubierto en 1903, es uno de los tres barcos vikingos bien conservados expuestos en el Museo de Barcos Vikingos de Oslo, Noruega.
Una imagen generada por georradar revela el contorno de un barco vikingo dentro de un túmulo funerario.

Los expertos afirman que encontrar barcos funerarios vikingos intactos de este tamaño es muy inusual. «Creo que hablaríamos de un hallazgo de cien años. Es espectacular desde un punto de vista arqueológico», afirma el arqueólogo Jan Bill, conservador de barcos vikingos en el Museo de Historia Cultural de Oslo.

El yacimiento donde se descubrió el barco funerario es bastante conocido. Un túmulo funerario de nueve metros de alto se cierne sobre el lugar, sirviendo de punto de referencia local desde la autopista al norte de la frontera sueca. Sin embargo, los arqueólogos pensaron que cualquier resto arqueológico de los campos cercanos habría sido destruido por los arados de los agricultores a finales del siglo XIX.

Más adelante, en primavera, las autoridades del condado circundante de Ostfold pidieron a los expertos del Instituto Noruego de Investigación Cultural que reconocieran los campos empleando una gran serie de georradares. Fueron capaces de rastrear el suelo de casi cuatro hectáreas de tierras agrícolas en torno al túmulo.

Debajo descubrieron pruebas de diez tumbas de gran tamaño y los restos del casco de un barco, oculto a solo 50 centímetros bajo la superficie. Knut Paasche, director del departamento de arqueología del Instituto Noruego de Investigación Cultural y director de los trabajos recientes en la zona, estima que el barco mide al menos 20 metros de largo. Parece estar bien conservado y se puede ver un contorno claro de la quilla y las primeras tracas, o hilas de tablones, en los escáneres por radar.

El barco habría sido arrastrado a la orilla desde el cercano fiordo de Oslo. En algún momento durante la época vikinga, este fue el lugar de descanso final de alguien poderoso. «Los barcos como este hacían las veces de ataúd», afirma Paasche. «Había un rey o reina o jefe local a bordo».

Empleando georradares montados en la parte delantera de un vehículo todoterreno, los arqueólogos noruegos peinaron las tierras agrícolas y descubrieron el contorno de un barco vikingo y casas largas.

Quienquiera que estuviera enterrado en el barco no estaba solo. Había indicios de al menos ocho túmulos funerarios más en los campos, algunos de casi 27 metros de ancho. Las enormes casas comunales —una de 45 metros de largo— también son visibles bajo la tierra del sitio, junto a media docena más de estructuras más pequeñas.

Los arqueólogos esperan que futuras excavaciones ayuden a datar los túmulos y las casas comunales, que podrían haberse construido en momentos diferentes. «No podemos estar seguros de que las casas tengan la misma antigüedad que el barco», afirma Paasche.

Paasche pretende volver al yacimiento la próxima primavera para llevar a cabo escaneados más sofisticados. Por ejemplo, reconocer el lugar con un magnetómetro y quizá excavar zanjas de prueba para comprobar la condición en la que se encuentran los restos. Si se ha preservado madera del casco del barco bajo tierra, podría emplearse para datar su hallazgo con más precisión.

Las probabilidades de encontrar el tesoro de un rey o reina son escasas. Como destacaban tanto en el paisaje, muchos entierros de la época vikinga fueron saqueados hace siglos, mucho después de que los arrasaran agricultores del siglo XIX. Pero «sería emocionante comprobar si el entierro todavía está intacto. Si lo está, podría contener hallazgos muy interesantes», afirma Bill.

Fuente: nationalgeographic.com.